top of page
dr-alex-llanos-blog-1.jpg

Blog Dr. Alex Llanos

¿Sabes cuándo se debe operar un frenillo dental y por qué?

Actualizado: 2 ago 2023

Los frenillos bucales son bandas de tejido conectivo fibroso, fibro-muscular o muscular que unen la boca con la lengua o el labio superior o inferior.

Generalmente no ocasionan ninguna patología, pero en ocasiones pueden generar problemas fonéticos o dentales, y se requiere un sencillo procedimiento para su solución.


IMG-20190722-WA0008.jpg

Tipos de frenillos y sus problemas

  1. Frenillo Lingual: Este frenillo une la lengua con el suelo de la boca y si es corto,puede provocar una limitación del movimiento de la lengua generando problemas fonéticos y alteraciones en el habla y una menor movilidad de la lengua. Para comprobar si hay necesidad de tratamiento se recomienda una prueba sencilla para confirmar si es posible: tocar con la punta de la lengua, con la boca abierta, la cara palatina de los incisivos superiores. Igualmente se revisa cuánto se puede sacar la lengua. Si la lengua no se puede mover con normalidad y hay problemas en el habla es necesario realizar una pequeña intervención quirúrgica para cortar un poco el frenillo y permitir un movimiento más natural de la lengua.

  2. Frenillo labial superior: En este caso la banda de tejido va desde el fondo, arriba de los dientes (vestíbulo, surco yugal) y porción media del labio superior hasta la línea media entre los dos dientes centrales, esta clase de frenillo puede generar espacios entre los incisivos centrales superiores. Igualmente dificulta el movimiento del labio superior por lo que pueden generar problemas de pronunciación de algunas palabras. Esta clase de frenillos largos y con inserción anómala se tratan mediante cirugía y ortodoncia, para eliminar el frenillo y cerrar el espacio entre los dientes.

  3. Frenillo labial inferior: En este caso el frenillo tira de la encía inferior y puede generar problemas periodontales, quizá necesitar un injerto ya que provoca una ausencia de encía en la zona. Este frenillo conlleva a una mayor tendencia a la inflamación de la encía y a la recesión gingival (retracción de la encía en los incisos inferiores). Los procedimientos con láser podrían ayudarte satisfactoriamente con menor molestia, menor inflamación y una rápida cicatrización, en muchos casos ni siquiera hay necesidad de anestesiar para realizar la cirugía.

Dr.|A® Odontología Cuenta con un equipo de especialistas que analizarán tu caso, brindándote la mejor solución para recuperar tu sonrisa.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page